Simbolismo de la Navidad

Simbolismo de la Navidad

por Gabriel Muñoz

Una de las fiestas más importantes que la comunidad occidental celebra, es la navidad, es la celebración con gran alegría del nacimiento del niño Jesús, el niño Sol que vino a este mundo a dar su sagrado mensaje de amor, perdón y paz, igualmente a cumplir el compromiso de redimir a la especie humana mediante el sacrificio de la crucifixión a la que fue sometido por órdenes del gobernador Poncio Pilatos.

Después que el imperio de Roma reconoció al cristianismo como la religión oficial, fue precisamente en el concilio de Nicea donde los teólogos de la iglesia debieron definir la fecha exacta del nacimiento del gran (Maestro Jesús Cristo), se plantearon cientos de fechas posibles, y después de una ardua investigación y discusiones, se adoptó el 25 de Diciembre a la hora cero, fecha que hasta la actualidad la humanidad celebra con alegría tan magno acontecimiento.

Celebraciones importantes de los pueblos antiguos

El descenso del Cristo al corazón del hombre, es un acontecimiento cósmico-humano de gran trascendencia. Tal evento corresponde, en verdad a la iniciación venusta.

Desafortunadamente, no se ha entendido realmente lo que es el Cristo.

Muchos suponen que el Cristo, exclusivamente fue Jesús de Nazareth, y están equivocados.

Jesús de Nazareth como hombre, o mejor dijéramos, Jeshua Ben Pandira como hombre, recibió la iniciación venusta, lo encarnó; mas no es el único que haya recibido tal iniciación.

Hermes Trismegisto, él tres veces grande dios Ibis de Thot, también lo encarnó. Juan el Bautista, a quien muchos consideraban como el Christus, el ungido, incuestionablemente recibió la iniciación venusta, lo encarnó.

Los gnósticos bautistas aseguraban, en la tierra santa, que el verdadero Mesías era Juan y que Jesús era tan sólo un iniciado que había querido seguir a Juan. Había, por esos días, disputas entre los bautistas y los gnósticos esenios (y otros). Así pues que, debemos entender al Cristo como es: no como una persona, no como un sujeto. El Cristo está más allá de la personalidad, del yo y de la individualidad; el Cristo, en esoterismo auténtico, es el Logos solar, representado por el Sol.

Ahora comprenderemos por qué los incas adoraban al Sol, los nahuas le rendían culto al Sol, los mayas lo mismo, los egipcios idénticamente, etc. No se trata de la adoración a un Sol físico, no, sino a lo que se oculta tras ese símbolo físico. Obviamente, se adoraba al Logos Solar, al Segundo Logos. Ese Logos solar es unidad múltiple perfecta (la variedad es unidad). En el mundo del Cristo cósmico, la individualidad separada no existe. En el Señor, todos somos Uno.

Tomado del libro "Conciencia Cristo" del V. Maestro Samael Aun Weor.

rgcoatlicue

coatepec

En el México antiguo, los Nahuas celebraban el 21 de Diciembre como la fecha del nacimiento del Dios Huitzilopochtli, el Sol que renacía para el hemisferio Norte, después de su largo viaje hacia el Sur; este día es considerado como el más corto del año; es bien conocido por los estudiosos que uno de los relatos relacionados con este Dios, dicen que la humanidad estaba dominada por la Coyolxauhqui (La Diosa Lunar) Donde imperaban la oscuridad, la tristeza, la inconsciencia y la intranquilidad.

Fue cuando La diosa Madre, Coatlicue barría los patios del templo, cuando vio que del cielo cayó un plumón, ella lo puso bajo sus faldas para investigar luego de terminar el aseo del lugar sagrado.

Fue entonces que se dio cuenta que el plumaje sagrado había desaparecido y escuchó desde su vientre sagrado la voz de su hijo Huitzilopochtli que informaba de su presencia.

Sus otros hijos los Centzon, Huiznahuac o conocidos también como los 400 Surianos, se sintieron ofendidos de porqué su madre estaba embarazada sin saber quién era el padre de la criatura, y planearon matarla para vengar esta que consideraban una gran afrenta; su hijo el Dios Huitzilopochtli, le habló desde el vientre materno y le dijo: "Madre, no temas que yo te protegeré" Fue entonces cuando ella estaba en el cerro de Coatepec que sus hijos se abalanzaron contra ella para matarla, fue en ese preciso instante en que nació el niño Dios Huitzilopochtli y con su espada de luz despedazó a Coyolxauhqui y gran parte de los Centzon Huiznahuac, los otros huyeron hacia el cielo y se refugiaron en las estrellas y dice la leyenda que desde allí siguen dirigiendo los destinos de los seres humanos. Recordemos la influencia de los signos zodiacales sobre la psicología y fisiología de cada persona.

Fue este el inicio de una era de luz, el Sol desplazó a las tinieblas regidas por la Luna y el ser humano recuperó el dominio de sí mismo y la fraternidad y el amor volvieron a existir entre la humanidad.

Otros pueblos también celebraron en el Solsticio de invierno el nacimiento del Dios Sol, En Grecia nacía Helios en esa fecha, en Roma Apolo durante la fiesta conocida como: "Nacimiento del Sol Invicto, y con igual solemnidad en las tierras de la Antigua Persia, en Irán nacía a el 25 de Diciembre el Dios Mitra, el Dios de la luz solar.

También una de las fiestas que ha inspirado a los pueblos para celebrar con gran alegría el solsticio de Invierno, eran las Saturnales o Saturnalia, una fiestas muy importante que fueron celebradas en la antigua Roma, fue también conocida como la fiesta de los esclavos, ya que durante las mismas estos recibían un trato especial, tiempo libre y celebraciones.

saturnales

Durante estas fiestas en honor del Dios Saturno, los romanos suspendían todo tipo de negocios y guerras, había gran alegría durante estas festividades. La iglesia siempre repudió estas fiestas e intentó en vano sustituirlas. Su fecha de celebración era del 17 al 23 de Diciembre en homenaje al Dios Saturno, señor de la agricultura. Iluminados por la luz de las antorchas y velas los antiguos romanos festejaban el nacimiento del Sol invicto al igual que el fin del período más oscuro del año. Era el final de los trabajos del campo y por lo tanto daba a los agricultores una gran alegría y un tiempo de descanso y esplendor.

Durante las fiestas con banquetes y bailes durante siete días hacían intercambio de regalos. Se iniciaban en el Templo de Saturno con un sacrificio, seguido de un banquete público al que estaban invitadas todas las personas.

yggdrasil

Con el tiempo fue adoptada esta fiesta por los pueblos cristianos, celebrando el nacimiento del niño Jesús y las fiestas de año nuevo.

Los germanos celebraban con gran alegría el nacimiento del Dios Frey; Dios nórdico del Sol, de la fertilidad, de la lluvia, éste Dios poseía la espada de la victoria que tenía el poder de moverse por sí sola por los aires, y luchar a favor de los poderes de la luz.

El 26 de Diciembre y durante las celebraciones llenaban de adornos un árbol que era la viva representación de Yggdrasil "El árbol de Universo".

En nuestros tiempos, se adornan en las casas los nacimientos, pesebres, o belenes, es una especie de maqueta de lo que sería Belén, con los animalitos, fuentes y ríos, al igual que las figuras de San José y la Virgen María, el burrito, los pastores y los 3 reyes magos; se le adapta la estrella en la parte superior y luces de colores Los niños cantan villancicos navideños y esperan con impaciencia la llegada del niño Dios con sus respectivos regalos.

En México son tradicionales las posadas que inician el 15 y terminan el 24 de Diciembre con el nacimiento del niño Dios. Por ejemplo en el estado de Veracruz los niños recorren las casas de su barrio y con una rama y mediante cánticos como:

"Naranjas y limas, limas y limones,
Más linda es María, que todas las flores".

En un portalito de cal y de arena,
Nació Jesucristo por la Noche Buena".

"Venimos de lejos, a traerte la Rama,
Recíbela atento, hoy y mañana".

"A la media noche un gallo cantó,

Y en su cantó dijo, Ya Cristo nació".

"Denme mi aguinaldo, Si me lo han de dar,
La noche es muy corta y tenemos que andar".

"Ya se va la Rama muy agradecida porque en esta casa fue bien recibida".

Y si no le dan su aguinaldo se retiran diciendo:
Ya se va la rama muy decepcionada,
Porque en esta casa no le dieron nada.

El árbol de Navidad

El origen del árbol viene del génesis, donde se habla del árbol del bien y del mal que se encontraba en el centro del paraíso terrenal, cuenta la tradición que la tentadora serpiente del Edén ofreció a Eva una manzana de este árbol, asegurándole que serían poseedores del conocimiento del bien y del mal, "Seréis como Dioses" Otro de los orígenes del árbol navideño viene de los antiguos nórdicos (alemanes) se dice en la mitología nórdica que existe un árbol llamado Yggdrasil El árbol del universo sus raíces estaban en el interior de la tierra llegando hasta los mundos infiernos, siendo allí su base, su tronco en el mundo de los seres humanos, y su copa en los Cielos, allí se paseaban el Sol y las estrellas. Los fieles nórdicos adornaban el árbol en el solsticio de invierno.

adaneva

Los Cristianos al llegar a territorios de la Alemania, quisieron terminar con esta celebración popular, por ello San Bonifacio, el gran evangelizador de Alemania, queriendo acabar con la costumbre de los nórdicos, tomó un hacha y con ella derribó el Yggdrasil, plantando en su lugar un pino el cual adornó con manzanas y velas, el significado que le dio a las manzanas fue el de la tentación, y el pecado de Adán y Eva, y las velas simbolizaban a nuestro Señor Jesucristo que es la "Luz del mundo" con el tiempo las luces ahora son eléctricas y parpadeantes y las esferas de cristal u otros materiales igual de vistosos.

lutero

Estudiosos afirman que Martín Lutero fue el encargado de introducir esta costumbre del árbol de navidad y lo adornó con manzanas explicando con ello todas las gracias y bendiciones que trajo a la humanidad la venida de Jesucristo.

También existen datos históricos que nos refieren a la región de Alemania y Francia durante el siglo XVI que para las fiestas de navidad, se reunían las familias en torno de un árbol navideño.

Precisamente el día 24 de Diciembre, los niños eran llevados a celebrar un día de campo, durante ese intervalo los adultos miembros de esa familia, aprovechaban la ausencia de los niños y decoraban un árbol con dulces, juguetes, obsequios y otros adornos.

Sorpresa que resultaba el total deleite de los niños al regresar a casa.

Los pueblos antiguos siempre buscaron el reunirse alrededor de un árbol pues su presencia les daba paz, al igual que les facilitaba entrar en contacto con lo divinal, recordemos en el antiguo México que el ahuehuete fue considerado sagrado. El árbol de navidad simboliza el árbol de la vida, la columna espinal, el árbol del conocimiento, las esferas son el significado de los grados de perfeccionamiento o Iniciático que ha logrado la persona, las luces son símbolo de las estrellas, de los diferentes grados del despertar de la conciencia.

El gran Maestro Samael Aun Weor gran difusor del gnosticismo moderno, y fundador de la Antropología Gnóstica en relación con la navidad afirma:

"El Cristo es una realidad de instante en instante, de momento en momento. El Cristo Intimo es lo que cuenta. Él puede transformarnos totalmente, él adviene a nosotros cuando el Ego muere".

"El momento es llegado, en que la humanidad aprenda a comprender a fondo el Esoterismo Cristico, Solar. El instante ha llegado en que busquemos al Cristo dentro de nosotros mismos, aquí y ahora"...

arbolnavidad

Cristo lo dice: "Yo soy la Luz del Mundo..." Pero nosotros no nos conformamos con que él lo haya dicho, sino que cada uno de nosotros trata de ser una Luz, una ráfaga viva en mitad del sendero. Los Gnósticos han encontrado en Cristo esa Luz que es SUBSTANCIA, y esa sustancia Cristica la estudiamos y la aplicamos, que eso es el Gnosticismo, emplear la razón, la ciencia y todos los medios necesarios para descubrir la verdad.

Krumm Heller Huiracocha

El Verdadero Simbolismo de la Navidad

El Sol, cada año realiza un viaje elíptico que comienza desde el 25 de diciembre en adelante. Luego regresa otra vez hacia el polo Sur, hacia la zona donde está la Antártida. Por eso, precisamente, vale que reflexionemos en su honda significación.

Por estos tiempos comienza el frío, aquí en el Norte, debido precisamente a que el Sol se está alejando hacia las regiones australes, y el 24 de diciembre el Sol habrá llegado al máximum en su viaje hacia el Sur.

Si no fuera porque el Sol avanza hacia el Norte, desde el 25 de diciembre en adelante, moriríamos de frío, la Tierra entera se convertiría en una mole de hielo y perecería, realmente, toda criatura, todo aquello que tenga vida. Así pues, bien vale la pena que reflexionemos en el acontecimiento de la Navidad.

El Cristo Sol debe avanzar para damos su vida, y en el equinoccio de la primavera se crucifica en la tierra; entonces madura la uva y el trigo. Y es precisamente en la primavera cuando debe el Señor pasar por su vida pasión. Y muerte, para luego resucitar (la semana santa, en primavera).

El Sol físico no es más que un símbolo del Sol espiritual, del Cristo Sol. Cuando los antiguos adoraban al Sol, cuando le rendían culto, no se referían propiamente al Sol físico. No, se le rendía culto al Sol espiritual, al Sol de la media noche, al Cristo Sol. Incuestionablemente, es el Cristo Sol quien debe guiarnos en los mundos superiores de conciencia cósmica. Todo místico que "aprende a funcionar "fuera del cuerpo físico a voluntad, es guiado por el Sol de la media noche, por el Cristo cósmico.

sun

Dubuy y muchos otros han estudiado el maravilloso acontecimiento de la Navidad. No hay duda y eso lo reconoce Dubuy de que todas las religiones de la antigüedad celebraron la Navidad.

Así como el Sol físico avanza hacia el norte, para dar vida a toda la creación, así también el de la media noche, el Sol del espíritu, el Cristo Sol nos da vida si nosotros aprendemos a cumplir con sus mandamientos.

En las sagradas escrituras, obviamente, se habla del acontecimiento solar (y hay que saberlo entender entre líneas). Cada año se vive, en el macrocosmos, todo el drama cósmico del Cristo Sol; cada año, repito.

Téngase en cuenta que el Cristo Sol debe crucificarse cada año en el mundo, vivir todo drama de la vida, pasión y muerte, para luego resucitar en todo lo que es, ha sido y será, es decir, en todo lo creado. Así es como todos recibimos la vida del Cristo Sol.

También es cierto que cada año el Sol, al alejarse por las regiones australes, nos deja aquí en el Norte tristes, pues él va a dar la vida a otras partes.

Las noches largas del invierno son fuertes; en tiempo de Navidad, los días son cortos y las noches largas.

Vamos reflexionando en todo esto, y conviene que entendamos lo que es ciertamente el drama cósmico. Se hace necesario que en nosotros también nazca el Cristo Sol (él debe nacer en nosotros).

belem

En las sagradas escrituras se habla claramente de "Belem" y de un "establo" donde Él nace. Ese establo de Belem está dentro de nosotros mismos, aquí y ahora.

Precisamente, en ese "establo interior" moran los animales del deseo, todos esos yoes pasionarios que cargamos en nuestra psiquis; eso es obvio.

Belem mismo, es un nombre esotérico. En tiempos en que el gran Kabir Jesús vino al mundo, la aldea de Belem no existía. De manera que eso es completamente simbólico. Bel es una raíz caldea que significa "torre del fuego". De manera que, propiamente dicho, Belem es Torre del Fuego. ¿Quién podría ignorar que Bel es un término caldeo que corresponde, precisamente a la torre de Bel, la torre del fuego? Así pues, Belem es simbólico, completamente.

Cuando el iniciado trabaja con el fuego sagrado, cuando el iniciado elimina de su naturaleza íntima los agregados psíquicos, o defectos de carácter, cuando en verdad está realizando la Gran Obra, indubitablemente ha de pasar por la iniciación venusta (cuando se ha trabajado correctamente y se ha graduado).

El descenso del Cristo al corazón del hombre, es un acontecimiento cósmico-humano de gran trascendencia. Tal evento corresponde, en verdad a la iniciación venusta.

Desafortunadamente, no se ha entendido realmente lo que es el Cristo. Muchos suponen que el Cristo, exclusivamente fue Jesús de Nazareth, y están equivocados.

triunfocristo

Jesús de Nazareth como hombre, o mejor dijéramos, Jeshua Ben Pandira como hombre, recibió la iniciación venusta, lo encarnó; mas no es el único que haya recibido tal iniciación. Hermes Trismegisto, él tres veces grande dios Ibis de Thot, también lo encarnó. Juan el Bautista, a quien muchos consideraban como el Christus, el ungido, incuestionablemente recibió la iniciación venusta, lo encarnó.

Los gnósticos bautistas aseguraban, en la tierra santa, que el verdadero Mesías era Juan y que Jesús era tan sólo un iniciado que había querido seguir a Juan. Había, por esos días, disputas entre los bautistas y los gnósticos esenios (y otros). Así pues que, debemos entender al Cristo como es: no como una persona, no como un sujeto. El Cristo está más allá de la personalidad, del yo y de la individualidad; el Cristo, en esoterismo auténtico, es el Logos solar, representado por el Sol.

Ahora comprenderemos por qué los incas adoraban al Sol, los nahuas le rendían culto al Sol, los mayas lo mismo, los egipcios idénticamente, etc. No se trata de la adoración a un Sol físico, no, sino a lo que se oculta tras ese símbolo físico. Obviamente, se adoraba al Logos Solar, al Segundo Logos. Ese Logos solar es unidad múltiple perfecta (la variedad es unidad). En el mundo del Cristo cósmico, la individualidad separada no existe. En el Señor, todos somos Uno.

Tomado del libro "Conciencia Cristo" del V. Maestro Samael Aun Weor.