La Isla Nontrabada

Isla Nontrabada

Situada a cuarenta leguas de la isla de “Palma”

Les narramos el evento acontecido con aquella isla, entre las costas de España, que tanto llamara la atención al clero católico en la época del Siglo XVIII. Referimos en forma enfática, a la “Nontrabada” o “Encubierta”; isla que está situada a cuarenta leguas de la isla de “Palma”, hacia la región Noroeste.

Era visible esa isla en su tiempo; gigantes enormes caminaban por todas partes; en esa región, los Dioses allí tronaban y relampagueaban, y las multitudes que allí moraban, se decía, eran terriblemente divinas. Sí, allí moraba la humanidad divina, allí existía bajo el Sol; allí contemplaba las estrellas y hacía cálculos extraordinarios, como los de los astrólogos aquéllos de la antigua Atlántida; desde allí lanzaban sus profecías, (bien sabían los habitantes de la “Nontrabada” o “Encubierta” que se acercaba la época del más crudo materialismo).

islanomtrabada

Un día un sacerdote católico, diciendo misa, quedó de pronto asombrado. Las personas concurrentes le venían a hablar de la “Nontrabada” o “Encubierta”. El sacerdote, de inmediato, dirigiéndose al clero, dijo: “¡Hay que exorcisar esa isla, la estamos viendo a través de la ventana, es una isla mágica demoniaca!”. Así que todos cayeron en tierra acompañando al sacerdote en sus exorcismos; la isla fue desapareciendo poco a poco entre el encanto extraordinario de la Cuarta Vertical.

Más tarde surgió el repugnante ateísmo materialista, surgieron los Huxley, surgieron los Darwin y muchos otros secuaces, enemigos del Eterno; fue entonces cuando la humanidad se llenó de incredulidad, de escepticismo, de materialismo; los sentidos de la especie viviente se agotaron.

Desgraciadamente, la isla “Encubierta” o “Nontrabada” dejó de ser visible para todos. Desde entonces el escepticismo, la incredulidad, se hereda de padres a hijos; los sentidos internos están destruidos: ya no pueden ver los lagos encantados de los antiguos tiempos, ya no pueden contemplar los palacios de oro de que nos hablara “Las Mil y Una Noches”, ya no pueden ver los mares borrascosos que existen en el interior de nuestro mundo.